H.P. Lovecraft & Los Mitos de Cthulhu

Howard Phillips Lovecraft.“A mi parecer, no hay nada más misericordioso en el mundo que la incapacidad del cerebro humano de correlacionar todos sus contenidos. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos. Hasta el momento las ciencias, cada una orientada en su propia dirección, nos han causado poco daño; pero algún día, la reconstrucción de conocimientos dispersos nos dará a conocer tan terribles panorámicas de la realidad, y lo terrorífico del lugar que ocupamos en ella, que sólo podremos enloquecer como consecuencia de tal revelación, o huir de la mortífera luz hacia la paz y seguridad de una nueva era de tinieblas.” H.P. LovecraftLa Llamada de Cthulhu.

Con estas inquietantes palabras comienza el relato La Llamada de Cthulhu, obra del escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft (1890-1937), resumiendo de forma concisa la filosofía de su ciclo de relatos al que el tiempo -y sus discípulos- daría el nombre de Los Mitos de Cthulhu. Relativamente desconocido maestro del género de la literatura de terror, Lovecraft dedicó gran parte de sus creaciones literarias a la elaboración de una imbricada trama de relatos cuyo único nexo común es una mitología de horror basada en la existencia de universos paralelos y seres provenientes de ellos que existieron “antes del tiempo” y cuyo contacto con la raza humana conlleva terribles consecuencias.

El Gran Cthulhu.Cthulhu es el más popular entre estos seres, ya que es una figura recurrente de esta mitología. El paso del tiempo lo ha entronizado como emblema de la literatura lovecraftiana, e incluso ha devenido en icono cultural. Tal afición despierta la obra de Lovecraft entre sus círculos de seguidores que ésta ha derivado en la aparición de diversos productos de consumo, como películas (The Call of Cthulhu), juegos de mesa (Arkham Horror, Juego de cartas coleccionables), juegos de rol (La Llamada de Cthulhu), juegos de PC y videojuegos (la saga Alone in the Dark, The Shadow of the Comet, Prisoner of Ice, Dark Corners of the Earth, Sherlock Holmes – The Awakened, etc…), canciones (The Call of Ktulu, de Metallica), tiras cómicas (El Joven Lovecraft, The Unspeakable Vault of Doom) y hasta peluches. Vivir para ver.

Personalmente recomiendo de forma encarecida su lectura -pese a lo atípico de la propuesta-, al menos de dos o tres relatos para degustar el peculiar estilo lovecraftiano: A través del uso de vocabulario arcaico y extraños adjetivos realiza descripciones que logran que poco a poco vaya calando en el lector una creciente sensación de inquietud, de incomodidad, que frecuentemente acaba eclosionando en auténtico horror. Nada de la casquería o sobresaltos sencillos a los que estamos acostumbrados actualmente, sino genuino terror, del que aún permanece su ácido-amargo regusto al rato de abandonar la lectura.

Así que para ello os ofrezco la oportunidad de leer alguno de estos relatos: Recomendaría comenzar con La Llamada de Cthulhu, para continuar con La Sombra sobre Innsmouth o El Caso de Charles Dexter Ward. En cualquier caso, dado que a priori no hay un especial ligamen entre ellos (más allá del panteón mitológico, algún personaje y la ficticia región de Arkham, Dunwich e Innsmouth en Nueva Inglaterra), puede seguirse el orden de lectura que se prefiera. También podéis leer El Horror de Dunwich, La declaración de Randolph Carter, El modelo de Pickman o El color surgido del espacio.

Y recordad que: “Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah-nagl fhtagn”. Sí, claaaaaro 😉

Anuncios

7 respuestas a H.P. Lovecraft & Los Mitos de Cthulhu

  1. foncu dice:

    Que fuerte lo tuyo, estoy flipando muchísimo. Resulta que una blogger granadina que me cae muy bien tiene un Cthulhu en su barra lateral y le leí alguna vez algo de Cthulhu que no consigo recordar. y ahora vienes tú con PDFs!! Eres el amo! Pabajo van! Y a leer. Ya te contaré!

  2. Jeje, uno que lo vale, adelantándome a las necesidades del público 😉

    Me alegro de que te vengan bien, Tonio. Ya me contarás, síp, pero cuidado que engancha (te lo digo por experiencia).

    Un abrazo.

  3. Manu dice:

    Y no dices nada de la canción del mismo nombre? Ya no recuerdas los viejos tiempos ni algunos de tus gustos lalala

  4. ¡Pardiez, qué mucha razón tienes, Comandante! :-O

    Los viejos tiempos… qué recuerdos. Acepto la corrección, enmiendo el desaguisado en el texto bloguero y prometo volver a escuchar con frecuencia el mítico “Symphony & Metallica” 😉 And Nothing Else Matteeeeeers!

  5. Elenita dice:

    toda la vida recomendándomelo y aún no he leído nada suyo. I’m sorry.

  6. fudie dice:

    Los relatos se intrincan, no se imbrincan. El único que brinca eres tú cuando estás borracho perdío jajaja.
    Saludos katuluista.

  7. Jajajaja, partuzeramente quedó comprobado lo de los brincos, Mr. Sunday 😉

    Y es cierto lo que dices, al menos en parte: Los relatos se intrincan, no se imbrincan; pero ojo, sí si imbrican :-p Así que hala, arreglado queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: