¡Por la independencia!

Carga de los Mamelucos, de Goya.Madrid, 2 de mayo de 1808.

La multitud había venido congregándose frente al Palacio Real, provocando que los soldados de la guardia francesa se miraran inquietos, con la tensión de los recientes eventos flotando claramente en el ambiente. Entonces llegó el coche de caballos que habría de sacar al infante Francisco de Paula para llevarlo hasta Bayona, junto al resto de la familia real. Al grito de “¡Qué nos lo llevan!” el atronador gentío penetró en palacio, desbordando a la exigua guardia de soldados franceses. Ante la visión del infante asomado al balcón, la enfebrilecida masa incrementa el bullicio en la plaza, amenazando un auténtico tumulto.

Fue entonces cuando un batallón de granaderos de la Guardia Imperial, acompañado por varias piezas de artillería, hizo su entrada en la plaza, abriendo fuego sobre la multitud. Había comenzado el Levantamiento del 2 de mayo.

Hace hoy exactamente 199 años tuvo lugar el arranque revolucionario que daría lugar a la Guerra de Independencia española. La lucha se extendería por todo Madrid y duraría varias horas, con diversos focos de inusitada y feroz resistencia (como el Parque de Artillería de Monteleón); Murat había proporcionado al pueblo español lo único que lo unía: un enemigo común contra el que luchar.

Defensa del Parque de Artillerá de Monteleón.Los enfrentamientos callejeros fueron realmente sangrientos, y de extremada violencia. Hombres y mujeres del pueblo llano utilizando navajas y garrotes frente a coraceros y mamelucos napoleónicos, en cercana y sucia refriega cuerpo a cuerpo. El levantamiento acabaría por ser sofocado, seguido de una durísima represión -lo que conllevaba multitudinarios fusilamientos-, buscando servir de castigo ejemplar y escarmiento para todo el pueblo español, y acabar de esta manera con los ímpetus revolucionarios.

Fusilamientos del tres de mayo.Sin embargo, la sangre derramada no hizo sino inflamar los ánimos nacionales, ejerciendo de mecha para el comienzo de la lucha en toda España contra las tropas invasoras; fundamentalmente a través de la -desde entonces denominada- “guerra de guerrillas“, dado el desequilibrio de fuerzas. En un largo y duro conflicto, las acciones conjuntas de guerrilleros y ejércitos regulares aliados dirigidos por Wellington provocaron el desgaste de las fuerzas bonapartistas y su progresivo repliegue hasta las fronteras pirenaicas, seguida de una posterior invasión al territorio francés que condujo a la abdicación de Napoleón y la derrota definitiva en la batalla de Toulouse en 10 de abril de 1814.

Bandera de España en la época.Sin embargo… ¿hasta qué punto favoreció a los intereses españoles la Guerra de Independencia? La victoria consiguió devolver el devenir de España a los españoles, pero propició asimismo la llegada al poder de Fernando VII -el peor rey que viera la monarquía española-, el retorno al absolutismo y la consecuente cerrazón del país al progreso y las nuevas ideas que fluían por Europa. Por no hablar de la división social entre patriotas y afrancesados (élites intelectuales progresistas), los fuertes daños a la estructura industrial y agrícola (retrasando la modernización de la economía), el reforzamiento de la Iglesia Católica y la aceleración de proceso de emancipación de las colonias de Hispanoamérica. Y por último, pero no por ello menos importante, dando lugar al enfrentamiento entre absolutistas y liberales, que duraría hasta la segunda mitad del siglo.

Pero conociendo a este pueblo nuestro, e incluso sabiendo que lucharía por un rey ingrato que no lo merecía… ¿hubiera cabido acaso esperar que no se levantara -ahora y siempre 😉 – contra el invasor? Sea de una u otra manera, lo que es inexcusable en nuestro deber de honrar su memoria, ya sea como patriotas, o como pueblo oprimido. Va por los héroes del Dos de Mayo.

[ Un par de relatos revertianos relacionados: El húsar / La sombra del Águila ]

Anuncios

3 Responses to ¡Por la independencia!

  1. Myri dice:

    Vale, lo he leído, he cumplido. Además, has conseguido que entre en el enlace de la wikipedia, oleeee!!!! jjajajaja.
    Contigo siempre se aprende algo nuevo en?? Besitosssss

  2. Juan Diego dice:

    El Levantamiento del 2 de mayo es una de las “fazañas” (como diría Alonso Quijano) de las que el pueblo español puede y debe sentirse más orgulloso. Cuanto menos es digno de mención, si no de respeto y admiración, ver cómo un pueblo abandonado por sus gobernantes y ante una Francia napoleónica bien avenida fue capaz de erigirse como la dueña de su propio futuro.

  3. Fran dice:

    Desde hoy, un nuevo seguidor a la espera de que Conde Jayán tenga a bien deleitarnos con nuevas fazañas y hechos épicos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: