De exámenes y Retrojuegos

Mierda de exámenes...¡Se ven, se sienten, los parciales están en el ambiente! Así es queridos apañeros, ya estamos en cuenta atrás -quién más, quién menos-. Y aunque no hayan comenzado oficialmente, al menos yo es como si ya estuviera luchando por mi vida (“como gato panza arriba”, ¿eh, Tejera? xD) en los mismos, ultimando entregas de trabajos, prácticas y subrayados de últimísima hora. Así que no sé en el ambiente, pero desde luego en la Ciudadela sí que se dejan sentir, porque hacía un par de semanas que no me asomaba por aquí; pero descuidad, que sigo vivo :-p (no os será tan fácil libraros de mí, jabrones xD).

Lucha de espadas en el Monkey Island.And now, for something completely different“, que dirían los Monty Phyton, os propongo un tema que a algunos apasionará y traerá gratos y nostálgicos recuerdos: Los Clásicos. Aquellos -afortunados, a mi parecer- que tuvieron la oportunidad de vivir la era dorada de los juegos de PC a finales de los ’80 y principios de los ’90 sin duda asentirán con una sonrisa en los labios ante la mención de títulos como The Secret of Monkey Island (y el resto de las obras maestras de LucasArts), Alone in the Dark, UFO: Enemy Unknown, Duke Nukem 3D, Eternam, Flashback, Civilization II, Little Big Adventure, Prince of Persia o Wolfenstein 3D, entre otros. Aquellos que son capaces de soltar una lagrimilla ante las inolvidables -hay cosas que en la más tierna infancia dejan una huella indeleble, cargada de significado- melodías de aquellas obras maestras del ocio electrónico; productos de una época en la que los juegos, ante la relativa falta de medios técnicos, habían de suplir con ingenio, trama, contenido y jugabilidad sus simplistas -bajo los estándares actuales- gráficos y machacona música. Y qué carajo. No todo tiempo pasado fue mejor (hablamos de una época en la que Windows sólo significaba “ventana” en la parla de la pérfida Albión, el CD no era siquiera imaginable e Internet sólo era un embrión académico-militar de lo que llegaría a ser), pero cómo molaban -y molan-. Algo que probablemente ya sólo pueda comprender quién haya mantenido una pelea de espadas a insultos en compañía de Guybrush Threepwood. 😉

Asàempezaban nuestras desventuras en la mansión de Derceto.Así que esto va para dichos camaradas y miembros nostálgicos de la Hermandad de los Juegos Que Fueron y Ya Nunca Más Serán, y para aquellos que no lo vivieron, pero se atrevan a hacer un ejercicio de comprensión y viajar al pasado para disfrutar del material intentando abandonar la óptica actual -pues de lo contrario será un intento de disfrute abocado al fracaso-. A todos vosotros os ofrezco el medio para revivir -cual Herbert West– dichas experiencias -cosa que recomiendo profundamente-: DosBox, uno de los mejores emuladores del entorno MS-DOS (sí, aquello que había antes de la era Windows xD). Complementándolo con un interfaz de lanzamiento para simplificar su uso, como D-Fend y siguiendo los pasos de algún tutorial no habréis de tener mayor problema.

Situación habitual en el Prince of Persia.Es un proceso algo laborioso la primera vez que se prueba, pero una vez dominado y configurado, las posibilidades son prácticamente ilimitadas gracias a las páginas de Abandonware (software descatalogado o difícil de encontrar a la venta, dada su antigüedad, y eterna controversia: ¿legalidad o piratería?), grandes bases de datos con la práctica totalidad de los títulos de entonces, como ésta o ésta.

Así que ya me contaréis la experiencia, ciudadeleros (sí, ya tenemos denominación de origen, estoy en negociación con la RAE para que la recojan en su librucho xD). Que los disfrutéis tanto como yo. Y que sobreviváis a los exámenes. Nos leemos.

Tenía 8 años… y mi vida cambió para siempre 😀 ] 

Anuncios

5 Responses to De exámenes y Retrojuegos

  1. Elenita dice:

    me acuerdo, me acuerdo… pero nunca conseguiste convencerme de que jugara una sola partida!
    jajajajaja…. siempre preferí los libros, ya lo sabes. Aparte por supuesto de que si no tenía tele imagínate ordenador… (computador, me apuntan por aquí) Ah, y también apuntan que Street Fighter se merece una mención.

  2. Myri dice:

    Wenasss. Comparto tu temor ante la inminente llegada de los exámenes, pero ya sabes lo que nos decimos en estos casos y que lo hemos convertido en nuestro grito de guerra:”No keda sino batirse”,”vamos a x ellos que son pocos y cobardes”. Dentro de nada volverá la pista corta y las apuestas a quien duerme menos horas, q cosas! jajaja.

    De los juegos pues pokito xq sabes que no soy mucho de esas cosas pero me gusta que desempolves cosas de esas.
    Muxos besitossss. (Ah, y ya nos keda menos para llegar al fín del mundo… 😉

  3. phielle dice:

    (Que conste que es la segunda vez que escribo esto porque se me ha cerrado ¬¬)

    De los exámenes mejor no hablo… >.

  4. phielle dice:

    (Tu blog no me quiere y no deja que mande el comentario al completo…)

    De los exámenes mejor no hablo… >.

  5. phielle dice:

    (Lo intento una última vez, pero no voy a poner esa primera frase que me da que falla… xDDDDD)

    A pesar de no haber jugado apenas al Monkey I y al Monkey II, sabes bien que el III me marcó (y tanto… como que me lo he pasado repetidas veces tanto en español como en inglés)… y que Guybrush fue uno de mis primeros amores =)
    Aunque me parece mal que menciones al Alone in the Dark, pues puedo pasarlo pero… ¡pero lo que no te consiento es que pongas una foto! Y luego me dices que a ver si me paso más por aquí… Desde luego esta no es la forma de conseguirlo, eh? x)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: