Maestros del Terror

Entra... si te atreves.Desde un tiempo a esta parte vengo interesándome por un género literario francamente minoritario en la actualidad, aunque no por ello -en absoluto- menos interesante. Hablamos de la literatura gótica o gótico-romántica.

En términos puros, la literatura romántica era aquella que a finales del siglo XVIII y durante el XIX destilaba por todos sus poros una terrible nostalgia, una tendencia a la melancolía reflejo de las atormentadas almas de aquellos autores que cultivaron dicho género literario, desembocando a menudo en una especial e íntima atracción hacia las ruinas, los cementerios y lo sobrenatural. De esta rama principal acabaría derivando la literatura gótica o gótico-romántica, que profundizando en los elementos sobrenaturales, acabaría deleitándose en las adictivas sensaciones que provocan sentimientos tan atávicos y poderosos como el misterio, el miedo, el horror, el terror y la locura.

Edgar Allan Poe.En esta línea podemos encuadrar a uno de los grandes maestros de la literatura universal, el poeta americano Edgar Allan Poe, con inquietantes poemas como El Cuervo, o con su única obra narrativa, Las aventuras de Arthur Gordon Pym, irregular pero magnífico relato que oscila desde la clásica narración de aventuras hasta lanzar al incauto lector a las sondas abisales del horror, casi sin transición aparente (y cuyo final es uno de los más comentados de la historia de la literatura, tanto que fue “continuado” por H.P. Lovecraft en su En las Montañas de la Locura o Julio Verne en La Esfinge de los Hielos). Y lo bueno de las biografías es que pueden reducirse, pero no eliminarse. Así, y pese a nuestra narcotizada sociedad de lo políticamente correcto, a poco que leamos descubriremos que Poe era un alma torturada, un ser humano imperfecto (como la mayoría de nosotros), con problemas de alcohol y con tendencia a la depresión crónica. Es precisamente este tipo de características tan pronunciadas lo que hacen veraces sus relatos, y permiten que marquen al lector medianamente sensible a dichos estímulos y sensaciones agazapadas tras los caracteres en el papel. Es curioso comprobar como sí existe una forma de inmortalidad en la práctica: Una sensación y estado anímico recogido en un momento concreto, siglos ha, estremecedoramente humanos, transportados a través del tiempo a lomos de caracteres impresos, permitiendo que lleguen a receptores -los lectores- más allá del tiempo y el espacio; con toda seguridad más de lo que el desdichado autor esperaba.

H.P. Lovecraft, el gentleman de Providence.Y por supuesto de las fuentes de Poe (así como de tantos otros:  Lord Dunsany, Ambrose Bierce, Algernon Blackwood, William Hope Hodgson, …) bebería ávidamente un joven Howard Phillips Lovecraft (curiosamente también de Massachussets, como su mentor Poe), que viendo en esta corriente literaria (en este sentimiento o filosofía vital, casi cabría decir) el reflejo de su enfermizo cuerpo, de su solitario carácter y de su poderosa imaginación, se aferró a ella como expresión de su ser, alzándose con el indiscutible -al menos para el autor de estas líneas- título de Maestro del Terror. Tanto en sus relatos enmarcados en los Mitos de Cthulhu (Saga que continuaron -y continúan- alimentando sus discípulos, como August Derleth o Robert Bloch) como en el resto de su producción literaria su percibe una barroca y recargada forma de escribir que va provocando intranquilidad en un comienzo, pasando a una ligera sensación de ansiedad que va progresivamente haciendo que el terror vaya calando inadvertidamente en el lector, y permaneciendo incluso un tiempo después de haber abandonado la lectura. Y donde esté esa poderosa sensación, que se quiten hasta las mejores obras maestras de terror del séptimo arte.

El extraño caso del Dr. Jeckyll & Mr. Hyde.Incluso en autores contemporáneos no dedicados a dicho género literario se observan retazos de dicha lúgubre, tétrica y a veces asfixiante ambientación, como en El extraño caso del Dr. Jeckyll & Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson o El sabueso de los Baskerville (que no “El perro de los Baskerville”, que hay algunas traducciones para moler a garrotazos a los interfectos) de Arthur Conan Doyle, uno de los casos del célebre Sherlock Holmes (curiosamente no muy lejano a otra inquietante figura, como es el también famoso Jack “El Destripador”). Por no hablar de Drácula de Bram Stoker, Frankenstein de Mary Shelley o El fantasma de Canterville de Oscar Wilde.

Y qué queréis que os diga… Ya sea por lo atrayente de la ambientación, por lo adictivo de la sensaciones que provoca, o conmovedor de la figura de sus autores… el caso es que es una literatura muy atrayente, y desde luego alejada de -casi- todo lo que actualmente entendemos por “terror” o “de miedo”. Probadlo, y sin duda repetiréis.

Anuncios

8 respuestas a Maestros del Terror

  1. oniriko dice:

    Me gustan los cementerios, la nostalgia, esa soledad opresiva (bien, quizás no a la hora de sentirla desaforadamente en mí), me gusta ese romanticismo. Pero quizás sea por las traducciones, quizás por los momentos en los que me leí, no me termina de convencer Lovecraft ni alguno que otro. Quizás mi romanticismo sea más… castizo, de ciudad castellana vieja. Me quedo con el Tenorio, o con don Félix de Montemar. No sé por qué, te pegaban más estos a tí, será que ya que cambias de estilo también quieres cambiar de ambientación jeje.

    Ah, ayer te me viniste a la cabeza. No sé si has escuchado hablar del Vasa, pero ayer lo estuve viendo 😉

  2. Hombre, don Antonio… Lovecraft es muy, muy particular. Se hace de rogar, es algo que hay que reconocer; no serías es el primero al que le ocurre. Aún así no puedo menos que animarte a que lo intentes de nuevo (con “La Sombra sobre Innsmouth”, por ejemplo).

    Pardiez, ¿y quién le ha dicho a vuestra merced que no me codeo con sendos Tenorios (aunque me quedo con el de Zorrilla) y con el señor Estudiante de Salamanca? Lo que pasa es que esta entrada iba dedicada más que nada a ese romanticismo más gótico, tendente al terror… el par de momentos de cementerio en el Tenorio de Zorrilla y en la aventura de don Félix de Montemar… pero para mí son harina de otro costal. Los aprecio, pero el Terror (léase con mayúsculas) lo tengo vendido a otro 😉

    ¡Hombre, no voy a conocer la historia del Vasa! Lo escuché por 1ª vez en Canal de Historia, y desde entonces me viene interesando: Siglo XVII, naval, y sueco. Joder, lo tiene todo xDD Profunda envidia (de la sana) me das macho, saluda a las señoritas suecas de mi parte ):-D, jeje. Para los que tengan curiosidad por el Vasa:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Vasa
    http://es.youtube.com/watch?v=yR1o0MCUabc

    Hasta pronto.

  3. oniriko dice:

    Don’t, worry, que las saludo de tu parte jajajaja

  4. Attractive section of content. I just stumbled upon your
    website and in accession capital to assert that
    I acquire in fact enjoyed account your blog posts. Anyway I will be subscribing to your
    feeds and even I achievement you access consistently fast.

  5. Edward dice:

    An interesting discussion is definitely worth
    comment. There’s no doubt that that you ought to write more about this subject, it may not be a taboo subject but generally folks don’t
    speak about such subjects. To the next! Many thanks!!

  6. You could certainly see your expertise within the article you write.
    The world hopes for more passionate writers such as you who
    are not afraid to say how they believe. Always follow your heart.

  7. HVAC Repair dice:

    The second line is drawn upward from some point on the right slanting line.
    Where VPN is concerned, often the best VPN for Hulu, is onewhere you’ve paid for the service.
    An energy efficient heating system should be part of every home.

  8. Hello. I’m sorry to trouble you but I happened to run across your blog and noticed you happen to be using the exact same template as me. The only issue is on my site, I’m battling to get the layout looking like yours.
    Would you mind contacting me at: annmariebunch@gmail.com so I can get this figured out.

    By the way I have bookmarked your internet site: http:
    //ciudadeladelconde.wordpress.com/2007/08/07/maestros-del-terror/ and will certainly be
    visiting frequently. Thanks!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: