Frases para recordar (VIII): La donna è mobile

Domingo, 18 octubre, 2009

Afrodita (o Venus, Astarté, Isthar o Astaroth) haciendo de las suyas.

La donna è mobile, qual piuma al vento,
muta d’accento, e di pensiero.
Sempre un amabile, leggiandro viso,
in pianto o in riso, è menzognero.
La donna è mobile, qual piuma al vento,
muta d’accento, e di pensier,
e di pensier, e di pensier.

È sempre misero, chi a lei s’affida,
chi le confida, mal cauto il core!
Pur mai non sentesi felice appieno
chi su quel seno non liba amore!
La donna è mobile, qual piuma al vento,
muta d’accento e di pensier,
e di pensier, e di pensier!

Francesco Maria Piave. Rigoletto,

Y es que es tan poco habitual encontrar tanta sabiduría y tantas verdades juntas en apenas unas frases…

________________________________________________________

[El bardo de la Ciudadela recomienda]
→ Eso es así, compadre…

Tema: Luciano Pavarotti – La donna è mobile (Rigoletto, de Giuseppe Verdi -música- y Francesco Maria Piave -libreto-)


Masacrando Zombis Nazis

Lunes, 12 octubre, 2009

Poster de la pelicula -Dead Snow-

Cualquiera diría que tal día como hoy, 12 de Octubre, Día de la Hispanidad y Fiesta Nacional de España, deberíamos hablar sobre dicho tema. Pero el caso es que ya lo hicimos en su momento, y me apetece más escribir sobre algo que debería haberos contado hace ya bastante tiempo. Hoy vamos a hablar sobre zombis nazis, nada menos. 😉

Cualquier aficionado a los videojuegos (y a los juegos de PC en particular) conocerá sobradamente la saga de “shooters” Call of Duty, la mayoría de los cuáles se ambientan en la Segunda Guerra Mundial. Tras la magnífica incursión que hizo Infinity Ward (principal estudio desarrollador de la saga) en la guerra moderna con su Call of Duty 4: Modern Warfare (cuya secuela –Modern Warfare 2– verá la luz el mes que viene), Treyarch (responsable teóricamente “menor” de algunos títulos de la saga) retornó a la ambientación original en Call of Duty: World at War (más conocido no oficialmente como Call of Duty 5). Nada nuevo bajo el sol, podrían decir (y dicen) muchos, a pesar de recoger el relevo del magnífico multijugador de CoD4, añadir unas excelentes mejoras gráficas, tener una buena campaña (en la que por primera vez en la saga viajamos al frente del Pacífico) e incorporar por primera vez modos de juego cooperativo. Y se equivocarían.

Poster del mapa -Der Riese-

Imitando a Infinity Ward con su inclusión de un “Easter Egg” (Huevo de Pascua, sopresa escondida para los profanos) al final de CoD4 (el “Mile High Club”), Treyarch decidió hacer lo propio, realizando un guiño a todos los amantes de la WWII y el cine de terror de serie B al incluir como sorpresa final un pequeño nivel en el que el jugador encarna a un marine americano que se defiende de una creciente horda de zombis nazis que asaltan el búnker donde se refugia, hasta el inevitable y dramático final. Nacht der Untoten, o “Noche de los No Muertos” en alemán; o, sencillamente, los “Nazi Zombies“.

Todo habría quedado en un simpático gesto si no se les hubiera ocurrido permitir jugar dicho nivel en multijugador cooperativo de hasta 4 jugadores. Pero el caso es que se les ocurrió. Y lo que no era sino una pequeña y un tanto “friki” broma empezó a ser casi tan jugado como el multijugador oficial del juego. Sorprendida por esto, la compañía supo reaccionar ante este inesperado giro de los acontecimientos, dando soporte oficial en forma de nuevos y excelentes mapas (Verrückt, Shi No Numa y Der Riese, hasta ahora), mejorando aún más si cabe el sorprendentemente adictivo modo de juego (pues cada mapa incluye novedades, como nuevos personajes, bonificadores, enemigos, trampas, armas, etc.). Incluso los propios vídeos promocionales son auténticas obras maestras, con banda sonora propia (a los vídeos al final del post me remito). Hasta tal punto ha llegado el fenómeno que la inmensa comunidad de jugadores está movilizándose para tratar de que Treyarch desarrolle un nuevo juego específico de dicha temática. Una muestra del poder de los “Nazi Zombies”.

Poster del mapa -Shi No Numa-

Yo mismo tengo en mi haber un gran historial de jugón, tanto en mono como en multijugador, y puedo decir sin miedo a equivocarme que muy pocas veces he visto algo parecido. Su rejugabilidad, su capacidad de adicción en comparación con lo -aparentemente- sencillo de su mecánica… y ante todo la experiencia cooperativa y las risas -nerviosas a menudo- que genera. Porque eso sí, por mucho que se explique o muestre, nada puede transmitir la sensación de reunirse en casa de uno de tus “compañeros de armas”, cada uno con su portátil, atrincherarse con suministros y dedicar varias frenéticas y divertidísimas horas a realizar planes de equipo a viva voz, teorizar sobre tácticas y llevarlas a la práctica, coordinarse (y a menudo también descoordinarse) como una auténtica escuadra militar, realizando épicas hazañas con tal de sobrevivir una ronda más, pese a saber que el final, llegue éste antes o después, está sellado.

Así pues, coged vuestras fieles Thompson y 3 leales compañeros más y lanzaros a desmembrar, descuartizar y aniquilar zombis nazis (el Teniente Aldo “Apache” Raine estaría orgulloso de vosotros 😉 ), bebiendo “Juggernog”, abriendo la Caja Misteriosa (¡Cuidado con el osito de peluche!), reparando tablones, potenciando armas, reviviendo a tus compañeros de escuadra, cubriéndoos mutuamente y, en definitiva, tratando de sobrevivir. Aunque sólo sea una maldita ronda más. 😀

[ Vídeo promocional del mapa “Der Riese ]

[ Vídeo promocional del mapa “Shi No Numa ]

[ Demostración del “gameplay” del juego en el mapa “Shi No Numa ]


¿Nazi bueno, nazi malo?

Jueves, 24 septiembre, 2009

El Oso judío y el teniente Aldo -Apache- Raine practicando su... arte en -Malditos bastardos-.

Recientemente he podido disfrutar de la deliciosamente excesiva (en todos los sentidos) última incursión cinematográfica de Quentin Tarantino, la polémica Malditos bastardos (¿Quién fue el “brillantísimo” experto en Marketing al que se le ocurrió arrebatarnos en España su magnífico título original, Inglourius basterds? -siendo el primer título de la filmografía de Tarantino que se traduce en nuestro país-). Como no es mi objetivo hacer una crítica en profundidad de la película, baste con decir que es genial; que los seguidores de Tarantino la disfrutarán -disfrutaremos-, así como las personas con la mente abierta cinematográficamente hablando a cierto tipo de experiencias delirantes, y que no cometieran el error de esperarse un Kill Bill en la Segunda Guerra Mundial (que algo de eso hay, pero no sólo).

No, lo que me trae hoy ante vosotros es una reflexión que me ha venido rondando desde hace tiempo, propiciada por el estreno no demasiado lejano (allá por Febrero de este año) de otra película que entra de lleno en la temática nazi, pero desde otro ángulo radicalmente diferente: Valkiria. Película que, dicho sea de paso, recomiendo a todos aquellos amantes de la Segunda Guerra Mundial y de los thrillers políticos con tintes de acción, pues si la película tiene una gran virtud es su capacidad de mostrarnos la veleidosa naturaleza del poder, hasta conseguir que nos planteemos en qué consiste éste realmente, y cuan fugaz puede llegar a ser.

El coronel Von Stauffenberg (Tom Cruise) acompañado de otros oficiales el ejército alemán.

Pero centrándonos en el tema que nos traíamos entre manos. Valkiria atesora además algo aún más infrecuente, si cabe: Es uno de los primeros (sino el primero, al menos que me conste) filmes de Hollywood que se atreve a romper con uno de los clásicos arquetipos del cine americano desde la Segunda Guerra Mundial, el de “alemán del período 1939-1945 = nazi = malvado“. Se atreve a distinguir al alemán (e incluso al militar) afiliado o simpatizante del partido nacionalsocialista del resto. Al militar con ideología de ultraderecha del sencillo soldado del ejército alemán, del militar profesional que “sólo cumplía con su deber” (fuera más o menos legítimo éste y las órdenes que recibía, cuestión que queda fuera de toda discusión). Porque si os fijáis, y al menos en lo que al cine estadounidense se refiere, parece que durante el régimen nazi mágicamente desaparecen los millones de alemanes que componían dicho país, y en su lugar -por arte de birlibirloque- aparecen otros tantos millones de nazis. Ya no son habitantes de un país con un régimen totalitario, no, son sencillamente  “nazis“, esto es, el “Mal“.

Por otra parte, y aunque de forma absolutamente delirante y con un evidente y negro ánimo humorístico (otra cosa es que la broma sea del gusto de todos, o que la mayoría la entienda) la película de Tarantino no podría hallarse en una posición más diametralmente opuesta a la arriesgada -aunque justa- propuesta de Valkiria. En palabras del Teniente Aldo Raine (personaje interpretado por Brad Pitt): “Los miembros del partido nacionalsocialista conquistaron Europa asesinando, torturando, intimidando y aterrorizando. Y eso es lo que vamos a hacer con ellos: Ser crueles con los alemanes. […] Los nazis no tienen humanidad, y hay que destruirlos“. Para él todos los soldados alemanes son nazis, esto es, miembros del partido nacionalsocialista; y por tanto merecen morir. Simple. Tarantiniano. Injusto. Pero -de alguna manera- terriblemente divertido.

En cualquier caso, os recomiendo que veáis ambas películas, sabiendo eso sí, como siempre digo, lo que váis a ver, y por tanto lo que podéis esperar de cada una. Y luego dadle una pensada al asunto. Ya me contaréis. Y “cuidaíto” con los “destripes” (“spoilers“).

[ Trailer I de Malditos bastardos (el II es demasido revelador). ]

[ Trailer cinematográfico de Valkiria. ]


Frases para recordar (VII): Valentía

Viernes, 28 agosto, 2009

Lord Eddard Stark y su hijo Brandon.

“Si no tiene nada que temer, un cobarde no se distingue en nada de un valiente. Y todos cumplimos con nuestro deber cuando no nos cuesta nada. En esos momentos, seguir el sendero del honor nos parece muy sencillo. Pero en la vida de todo hombre, tarde o temprano, llega un día en que no es sencillo, en que hay que elegir“.

George R.R. Martin. Juego de Tronos,
de la saga Canción de Hielo y Fuego.

 

 

Y más temprano que tarde hablaremos de esa gran saga que es Canción de Hielo y Fuego… palabra de un jayán. 😉


Malviviendo y otras “Tubo-series”

Sábado, 15 agosto, 2009

Malviviendo, una famosa serie online.

Antes de comenzar con el tema que nos ha traído hoy aquí, vaya por delante que es mi intención ir recuperando en los próximos tiempos aquellos asuntos que durante mi prolongada ausencia se quedaron en el aire. Así pues, iré combinando temas o asuntos más recientes con otros que puede que algunos de vosotros ya os suenen. Y es que no quiero que os perdáis nada. 😉

Precisamente por eso hoy vengo a hablaros de Malviviendo, que junto con otras tantas, vienen a conformar lo que podríamos llamar las “Tubo-series” o “series online” (aquel género compuesto por el conjunto de vídeos independientes o series con continuidad publicadas merced de la libertad que aporta Youtube), que desde un tiempo a esta parte han venido teniendo un importante auge. Por poner un par de buenos ejemplos:

  • Malviviendo:

Se trata de una serie para Internet de bajo presupuesto, realizada por un grupo de afanosos sevillanos, en la que con un humor ácido (con un punto negro) y bastante peculiar recrean la vida de un ficticio barrio marginal, haciendo gala de una galería de personajes absolutamente descacharrantes. Su particular sentido del humor, sus homenajes y parodias a otras obras y sus geniales personajes han logrado ganarse al público, resultando de gran éxito. Hasta ahora llevan realizados 6 capítulos que podréis hallar en su canal de Youtube (Capítulos: 1, 2 [I, II, III], 3, 4, 5 y 6), que seguramente os beberéis. Aquí abajo podéis comenzar a ver la serie, que os recomiendo vivamente. Más información, aquí o aquí.

¿Saben el amigo de su hijo por el que sospechan que el niño fuma? ¿O el novio de su hija por el que se preguntan en qué han fallado al educarla? Ese tío con mala pinta al que miran de reojo y al que las señoras temen y evitan por la calle soy yo. ]

  • Producciones de Mundoficción:

Mundoficción es una pequeña productora sevillana (sí, lo sé, parece que estoy barriendo para casa, pero da la casualidad de que también son sevillanos… Vamos a incurrir en un topicazo: ¿Qué se le va a hacer si hay tanto arte por aquí abajo? xD) que viene realizando pequeños cortos que destacan por la naturalidad de su actuación, espontánea y prácticamente sin cortes en toda su duración. Representan humorísticamente a personajes idiosincráticos de la sociedad española (y de la sevillana en particular). A continuación os ofrezco los dos primeros que dieron fama al fenómeno, pero el resto los podéis encontrar en su canal de Youtube:

Esto ya no es lo que era. ]

Eso es así. ]

Por supuesto que no se trata de una fenómeno nuevo; de hecho me han hablado bastante bien de otra veterana serie de este estilo, Qué vida más triste, a la que espero meterle mano cuando tenga ocasión…

¡Disfrutad, que es gratis, online y está de moda! 😉


De un retorno

Miércoles, 12 agosto, 2009

La Ciudadela en la distancia.

El graznido del cuervo reverberaba en el frío aire de la mañana como un clarín, anunciando su llegada. En un claro del espeso bosque que rodeaba la montaña el viajero pudo ver entre las frondosas copas de los árboles que lo cercaban cual ejército defensor las almenas coronando la majestuosa silueta de la torre, negro sobre el mar de tonos grises sucios que preceden al amanecer.

Una gélida brisa de bienvenida mesó los cabellos del viajero mientras finalizaba el último tramo del ascenso, mientras poco a poco, sin prisas, el perezoso astro rey iba cambiando los platas por anaranjados, derramando lentamente la luz y la vida sobre el mundo. Cuando se paró frente al enorme portón y descendió del equino el rojo amanecer bañaba ya los muros, el patio de armas, los estandartes desplegados al viento.

El viajero disfrutó del momento, paladeándolo. Recordaba todos los caminos transitados, las personas conocidas, las aventuras y las desventuras, las batallas luchadas, las ocasiones perdidas, las gestas, todo lo aprendido… El cansancio y las fuerzas renovadas, ambos de la mano. En eso pensaba mientras la cálida luz del sol lo reconfortaba en el gélido aire de la mañana, y traspasaba el umbral de la Ciudadela, siniestra en la empuñadura de la espada al cinto y diestra mesándose la barba. Una sonrisa afloró a la comisura de sus labios.

El Conde había vuelto a casa.

 ________________________________________________________

[El bardo de la Ciudadela recomienda]
→ La vuelta al hogar…

Tema: Howard Shore – Concerning Hobbits (BSO “La Comunidad del Anillo”)


Perdido en el tiempo y el espacio

Domingo, 18 enero, 2009

Perdido en el tiempo y el espacio...

… así es como ando últimamente. Perdido en el tiempo y el espacio, dando vueltas arriba y abajo en un vórtice de entropía. Sólo gracias a un descuido de mi captor (un tal Cronos) me ha sido posible hacer llegar este mensaje a nuestro continuo espacio-tiempo. En cualquier caso, quería haceros saber que sigo vivo, coleando, y con mi estructura atómica en relativo buen estado. Y amanece, que no es poco. 😉

Así pues, despreocuparos, pues tengo pactado mi rescate con un viejo conocido, Doc Brown. Murphy mediante, y si su viejo DeLorean no falla, estaré de vuelta en este plano de existencia a mediados del próximo mes de Febrero, para volver a compartir esta Ciudadela con vosotros. Hasta entonces, portaros bien, y suerte con los exámenes quienes andéis en ello. Y recordad que ¡no queda sino batirse!

 


[El bardo de la Ciudadela recomienda]
→ ¿Carreteras? A donde vamos no necesitamos… carreteras. 😉

TemaAlan Silvestri – Regreso al Futuro (Tema principal BSO “Regreso al Futuro”)